marzo 25, 2011

Money.... Money.... MONEY!!!

Dinero. La preocupación de todos y cada uno de los mortales en este mundo - y de los inmortales supongo que más - después de todo, creo que es necesario para todo y cuando decimos todo, es todo.

Celebrar algo, cualquier cosa, por más pequeña que paresca puede ser un gran dolor de cabeza y otro muy grande para nuestros bolsillos si no nos organizamos correctamente y establecemos desde el principio algo tan simple y maravilloso como un 'Presupuesto'.


Hace un tiempo, en alguna de mis clases hablamos de presupuestos y lo primero que se nos dijo, fue que para todo era necesario un presupuesto; lo primero que pensamos fue que un presupuesto es igual a limites y si lo pensamos bien, creo que a ninguno de nosotros nos gustan los limites, por lo que creo, es mejor ver a un presupuesto, como una guía para mantenernos dentro de nuestras posibilidades.

Cuando planeamos una fiesta existen muchos factores a considerar para establecer un presupuesto, lo más sencillo que podemos hacer es considerar en nuestras mentes un máximo de dinero que queremos utilizar -siendo realistas, ¿cuanto podemos gastar?- Lo que menos queremos es tener un excelente rato de diversión para pasarnos el resto del mes lamentandonos que no tenemos dinero.

¿Qué debemos considerar en nuestro presupuesto?
- La ocasión que celebramos
- La cantidad de invitados que tendremos
- El lugar donde festejaremos
- Comida y bebida que ofreceremos
- Decoración
Cuando tenemos presupuestos muy bajos, es recomendable buscar una alternativa a cada uno de los puntos que mencionamos:
- Si estamos festejando un cumpleaños de un adulto por ejemplo, podemos recurrir a hacer una fiesta 'De traje', donde los invitados podrían traer algún platillo para compartir con los demás.
- Respecto a la cantidad de invitados, siempre es bueno hacer una lista de todas las personas a las que queremos invitar, tomando en cuenta que nunca vamos a tener en nuestro evento al 100% de las personas que invitamos, podemos utilizarlo a nuestro favor para invitar un 10% mas de lo que nuestro presupuesto podría permitir.
- No siempre es necesario rentar un lugar para poder festejar algo, podemos hacer una pequeña fiesta en nuestra casa, para lo cual daremos consejos en otra ocasión
- Acerca de la decoración, siempre podemos encontrar cosas que podamos hacer nosotros mismos y que a fin de cuentas pueden resultar muy decorativas y bastante económicas.

Por último; tener un presupuesto no quiere decir que nos estemos fijando limites extremadamente rígidos para lo que planeamos hacer, sino que estamos cuidando que nuestro dinero, tenga realmente el fin adecuado que queremos y que todo resulte correctamente.

¿En qué quieres economizar?


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...